Seguidores

MUCHAS GRACIAS

SIN VOSOTROS ESTO NO SERÍA LO MISMO. GRACIAS POR ESTAR EN ESTE SITIO.

Tranquility

jueves, 25 de octubre de 2012

El Prójimo




Apareció. Sus ademanes de caballero se esfumaron al quitarse los guantes, al quitar la capa asomó su vestimenta y al poner su sombrero de copa sobre la mesa, se mostró tal y como era.

24 comentarios:

  1. Se dice que el hábito no hace al monje y si no, basta rascar un poquito para que salgan la realidad.
    Me gustó

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. La imagen no es todo, a veces detrás de ella se oculta otra historia.
    Te dejo un beso María Eva

    ResponderEliminar
  3. A veces no sabemos lo que se esconde detras de la apariencia de una persona hasta que se desnuda.
    Bella reflexion Eva.
    un besote

    ResponderEliminar
  4. Detrás de la ropa no sabemos quién se esconde...y a veces ya es tarde cuando se conoce.

    Un besote preciosa.

    ResponderEliminar
  5. Con esta nueva página tengo dificultades para leerte, no me abre la misma, al tener una conexión lenta...hoy lo hago desde otra localidad donde la conexión es muy buena.

    Un besote preciosa.

    ResponderEliminar
  6. Qué bueno!! No sabés todo lo que me imagino de cómo era... Lo que más me gusta es que no lo digas...
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. eso, eso......alienta nuestra imaginación...jejeje
    Besitos Maria Eva

    ResponderEliminar
  8. Y todavia hoy se le da mas respeto a quien viste de sedas y no al arapiento que arrastra sus penas sin consuelo.

    Te felicito Maria Eva por esta entrega.

    Besos y se feliz!

    ResponderEliminar
  9. Hola, María Eva:

    La apariencias engañan... Caras vemos, corazones no sabemos.
    Un abrazo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola!! he pasado por aqui y me ha gustado mucho tu blog, asi que me quedo!! tienes
    una seguidora más.
    Pasate por el mio, tengo dos sorteos muy jugosos!!
    tu y tu blog quedais oficialmete invitados XD

    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Un micro que luce en lo soterrado, María Eva, en el que su intertextualidad esbozada nos sugiere el resto de las escena para que la completemos.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  12. Quedó al descubierto su verdadera imagen, muy buenas letras mi querida Eva.
    Un placer pasar a leerte, te dejo un fuerte abrazo.

    _000000___00000___
    00000000_0000000___
    0000000000000000____
    _00000000000000_____
    ___00000000000_____
    ______00000_______
    ________0________
    ________*__000000___00000
    _______*__00000000_0000000
    ______*___0000000000000000
    ______*____00000000000000
    _______*_____00000000000
    ________*_______00000
    _________*________0
    _000000___00000___*
    00000000_0000000___*
    0000000000000000____*
    _00000000000000_____*
    ___00000000000_____*
    ______00000_______*
    ________0________*
    ________*__000000___00000
    _______*__00000000_0000000
    ______*___0000000000000000
    ______*____00000000000000
    ______*______00000000000
    _______*________00000
    ________*_________0
    _________*________*
    _________*_________*
    ____________________*
    ____________________*
    ___________________*

    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  13. Dicen que no es oro todo lo que reluce....y donde menos te lo esperas, salta la liebre. Pues así andamos.
    Un beso cariño, como siempre un placer entrar en tu rinconcito....Feliz semana.

    ResponderEliminar
  14. Buen micro.
    Vendría a ser como aquello de que, aunque la mona se vista de seda...
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  15. Al parecer todos llevamos una o varias máscaras. Es la condición humana, nada que hacer.
    Saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
  16. De disfraces y antifaces las calles van llenas, lo que ellos no saben es que los zapatos les delatan.

    besos

    ResponderEliminar
  17. Las apariencias engañan, no hay dudas. Muy bueno. Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Magnifico... Quedó atrás el fiero hombre y se manifestó el lindo gatito...

    Magnifico, amiga

    ResponderEliminar
  19. Siempre he sospechado de la ovejas simpáticas.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  20. Cómo no sé donde dejarte el comentario en tu último post, lo hago aqui.

    Un microrelato muy bueno...donde en pocas letras condensas todo un sinfin de historia...me ha encantado y disfrutado...no el psicólogo...este pobre le ha salido cara la visita.
    Odio que alguién se corte o se coma las uñas delante mia.

    Un besote preciosa.

    ResponderEliminar
  21. demasiados disfraces usamos en la vida para no mostrarnos tal como somos, no sé a qué viene escondernos.

    Me ha gustado tu blog.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  22. A veces, para que no nos descubran usamos guantes, capa y sombrero.
    Me gustan tus relatos Eva.

    ResponderEliminar

Comenta con el respeto que te mereces tú y nos merecemos los demás. Gracias.