Seguidores

MUCHAS GRACIAS

SIN VOSOTROS ESTO NO SERÍA LO MISMO. GRACIAS POR ESTAR EN ESTE SITIO.

Tranquility

viernes, 30 de mayo de 2014

Descenso abrupto


"¡Qué paren el mundo que me quiero bajar" gritó mientras se daba cuenta de que ya nadie la escuchaba. Su voz se perdía entre los gritos de la gente que desde el callejón  la aguardaban incrédulos. La luz al final del trayecto no opacó la oscuridad que la habitaba.

9 comentarios:

  1. Gracias a todos los que aún venís por aquí y dejáis vuestros comentarios. Un abrazo muy grande.

    Eva.

    ResponderEliminar
  2. Tan real como la vida misma.
    Somos muchos los que estamos hartos y nos queremos apear de esta rutina y sinrazón.

    ResponderEliminar
  3. Bueno pues cuando se pare el mundo veremos si merece o no la pena bajar de él, jejeje
    Hola hace tiempo que nos perdimos la pista a ver si la retomamos.
    un besoteeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  4. Tenemos que empezar a hacer limpieza, todos esos que nos llevan a la destrucción del mundo quitarlos, como nos quitamos la ropa sucia.

    Besos,

    ResponderEliminar
  5. Sucede tantas veces...

    Me ha encantado tu escrito.

    Beso.

    ResponderEliminar
  6. He venido por primera vez a su blog. Me gusta, tanto en su diseño como en lo que escribes. Me apunté como seguidor suyo y la invito a que venga a mi blog, se apunte de seguidora para quedar enlazados y seguirnos comunicando.

    ResponderEliminar
  7. María Eva, me ha gustado tu entrada. La luz ha sido siempre utilizada como metáfora, a mi me gusta esa manera de entender la luz como algo que te abre los ojos y te deja ver con claridad en los momentos confusos.
    Preciosa la música. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Disculpa la repetición del comentario, se me borraba, me daba error y volvía a escribirlo, no quedaba constancia hasta que por fin he visto que aparecen las dos veces que lo intenté.

    ResponderEliminar

Comenta con el respeto que te mereces tú y nos merecemos los demás. Gracias.