Seguidores

MUCHAS GRACIAS

SIN VOSOTROS ESTO NO SERÍA LO MISMO. GRACIAS POR ESTAR EN ESTE SITIO.

Tranquility

sábado, 11 de febrero de 2012

Autoatentado



Hoy he matado a mi corazón
Y yo soy la única culpable,
En mis ojos ya no quedan
Lágrimas para llorarle.

Las hieles amargas estoy bebiendo,
Ya no siento nada,
No distingo el sabor dulce del salado,
No veo la luz ni nada oigo.

El murmullo del viento trae más desconsuelo,
La negrura se ha instalado en mi vida,
Mi cuerpo, mi alma, mi casa
Morada de vísceras calladas.

El silencio roto de un quejido,
El parpadeo de una tenue luz y la
Sonrisa de un niño me llevan a tu ventana
Y tras los cristales veo:
Sonrisas francas, recuerdos bellos, ratos de charlas,
Cálidas miradas y hermosas palabras.

He matado a mi corazón, Dios insúflale la vida
Que torpemente  le he arrebatado.

8 comentarios:

  1. Delicioso. Un escrito para releerlo y digerirlo una vez por cada una de nuestras miles de almas. Besos amiga!

    ResponderEliminar
  2. Un buen poema, triste, rómántico... Hermoso.

    ResponderEliminar
  3. Trágico poema, triste ¿quizás un reflejo del alma?. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Marìa... profundo dolor causa leerte en este poema.

    ¡¡¡ bello y doloroso !!!

    un beso

    ResponderEliminar
  5. Duele al leerlo, duele mucho.
    Espero que las palabras sanen ese corazón destrozado. Ellas tienen la virtud de cauterizar las heridas.
    Un beso, María Eva.

    ResponderEliminar
  6. Hello! My first visit, will visit you again. Seriously, I thoroughly enjoyed your posts. Congrats for your work. If you wish to follow back that would be great I'm at http://nelsonsouzza.blogspot.com
    Thanks for sharing!

    ResponderEliminar
  7. Marìa...¡¡¡ Felìz dìa de los enamorados !!!

    un beso

    ResponderEliminar
  8. La tristeza es la prima fea de la alegría y a nadie le gusta invitarle a su baile... pero es tan necesaria como todo en esta vida. La dualidad de todas las cosas siempre va a existir.

    Gracias a todos por vuestros comentarios.

    María: Féliz día, y no sólo el de los enamorados sino cada una de tus mañanas.

    ResponderEliminar

Comenta con el respeto que te mereces tú y nos merecemos los demás. Gracias.